La colección Magda Juan cuenta con cuatro piezas del considerado el mejor pintor altoragonés  del periodo entre los siglos XIX y XX, Félix Lafuente Tobeñas (Huesca 1865-1927). Se trata de una de las abundantes acuarelas para los escenarios trazadas en la Escuela de Artes de Madrid durante su período de formación que alternó con el aprendizaje del oficio en el taller de los escenógrafos del Teatro Real, Busato y Bonardi.

La acuarela resulta significativa en la trayectoria del pintor ya que refleja su añoranza por la ciudad a la que volvería definitivamente en 1893 para hacerse cargo de la cátedra de dibujo del Instituto. La fachada de la catedral oscense, los porches de Vega Armijo y las torres del ayuntamiento aparecen en la composición de una plaza imaginaria que tiene mucho de la realidad de su ciudad.

Sus medidas son 20 x 29 cm y está firmada «Dibre 88, FL» lo que la convierte en la pieza más antigua de la Colección.