Biografía

/Biografía
Biografía 2017-11-13T19:01:09+00:00

FERNANDO ALVIRA BANZO.
Huesca, 1947.

Maestro y Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona. Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Académico de número de la Real de Bellas y Nobles Artes de San Luis, de la que es vicepresidente primero desde 2009; director del Instituto de estudios Altoaragoneses y ha sido de 1985 a 2015 profesor de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de la Universidad de Zaragoza, en el campus de Huesca.

Ha colaborado con diversos periódicos como Nueva España, Diario del Alto Aragón o Heraldo de Aragón y revistas como  ArgensolaTuria, Flumen, Punto de Encuentro o La Campana de Huesca, tanto con críticas y artículos de divulgación sobre los pintores altoaragoneses de los siglos XIX y XX, cuanto con ilustraciones para algunos de estos medios de comunicación, como la serie Rincones del Altoaragón publicada en el Heraldo, con más de 300 dibujos a plumilla. En la actualidad aparecen habitualmente sus artículos de opinión y comentarios de arte en la revista 4 Esquinas.

Ha escrito libros con los catálogos de obra y biografías de Martín Coronas Pueyo, León Abadías de Santolaria y Félix Lafuente Tobeñas. Comisarió las retrospectivas de Lafuente y Coronas; en el año 1989 en la sala de la Diputación de Huesca la primera, y en noviembre de 2005 en el mismo espacio en torno a la pintura de Coronas, de cuya desaparición se conmemoraba ese año el 75 aniversario.

Ha expuesto ininterrumpidamente en individuales y colectivas, desde 1968. Sus exposiciones sobrepasan el centenar.

Se considera maestro, dibujante y pintor. En los últimos años trabaja a base de series de diferente formato, soporte y procedimiento cada una de ellas. Así en pintura, durante los diez últimos años ha completado las de Montesnegros y Almendros y sigue desarrollando la de Paisajes Viajados. En dibujo ha continuado la serie Rincones del Alto Aragón iniciada en el Heraldo entre los  años setenta y los ochenta del pasado siglo que ha sobrepasado los mil dibujos en el año 2017.

Una parte de esos rincones constituyen Una carretera turística en recuerdo de Lorenzo Acín, que tiene como objetivo dirigir la mirada hacia una vía de comunicación, la carretera de Ayerbe, perdida como camino para grandes cantidades de automóviles pero que puede ser de gran valor como recorrido turístico.